La determinación es una alternativa

En contraposición a lo que muchos creen equivocadamente, no es una manifestación de éxito.

Cuando el joven español Marc Márquez, gana el Moto GP en su primer año en la categoría reina o logra vencer al monumental Valentino Rossi para llevarse la victoria de la primera válida del campeonato 2014 en el Gran Premio de Qatar, su determinación va a 300 km/h.

Cuando se está “enchufado”, la determinación realmente es muy sencilla. Los movimientos finos en pista fluyen en coordinación con la precisión milimétrica de un reloj suizo; así mismo y por doquier, los cierres de venta se cumplen por encima del presupuesto mes a mes. Y sin embargo, la determinación manifiesta que se desarrolla fundamentada en los éxitos alcanzados no es particularmente difícil de lograr como tampoco es necesariamente útil.

De hecho, la determinación proviene de sí mismo y por el contrario de lo que establece la sabiduría convencional, “no es consecuencia de eventos externos”. Un vendedor determinado tiene mayor probabilidad de cerrar muchas más ventas que uno que no lo está. Un artista al que le fluye la determinación, se le nota en los trazos. Un líder cuya determinación es evidente, diga usted, el presidente Obama, señala el lugar dónde se quiere y debe ubicar a Vladimir Putin, respecto a la penosa anexión de Crimea.

Así entonces, téngalo por seguro que usted triunfará porque ha de elegir ser determinado y no porque tenga que alcanzar el éxito primero para luego encarrilar su determinación.

¡Hágale pues, que no viene carro!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .