Montonera parlamentaria

¿Será que nos sale cara la recomposición de fuerzas en el Congreso?

De hecho, la mayoría de la gente cambia pretendiendo algo mejor.

Sin lugar a dudas, debe quedar una curul disponible en el Senado como en la Cámara que sea lo bastante más económica y lo suficientemente buena como para considerarle alternativa electoral.

Aun cuando en vez, el crecimiento acelerado tal cual la lealtad a largo plazo, provienen ambas de ser sencillamente el mejor.

Cuando su senador o representante no da la talla, la respuesta no es bajarle inmediatamente el precio u ofrecerle un reembolso al defraudado elector. En cambio, la alternativa es invertir en ellos para mejorarlos; renovarlos de tal forma como para que la gente no tenga más remedio que hablar afirmativamente de ellos sin parar o tan desarrollados que, el elector tampoco tendrá otra elección que no sea extrañarles, incluso cuando ya no estén.

Deja un comentario