Un abogado con conciencia

Si el comercial “Time Machine” de Doritos le cautivó, este del abogado Jamie Casino sencillamente le dejará atónito.

Si bien es cierto que el mensaje es un tris exagerado, el comercial definitivamente sí es entretenido, tal cual dicta la premisa de la comunicación de marca en las redes sociales por estos días.

Independiente de las razones que llevaron al abogado Casino a declarar que, “ya no defenderá más al hampa sino a los desvalidos”, se me da, que el concienzudo defensor al dejar atrás el convencionalismo de su profesión, se pone un paso adelante de sus demás colegas.

Aunque puede haber suscitado risotadas entre los demás juristas, así como entre sus non sanctos ex clientes, estoy convencido que a Jamie Casino le seguirá llegando a su despacho la clientela por bultos, solo que de ahora en adelante de distinta calaña y ralea. Y todo, porque sencillamente se atrevió a concebir su negocio por fuera del recuadro.

¿Quién lo creyera, un abogado con conciencia? ¡Escasos, pero de que los hay, los hay!