El entusiasmo

Es contagioso.

Nadie se entusiasmará acerca de lo que usted está vendiendo, a menos que usted se entusiasme.

El entusiasmo encenderá el fuego en el cliente pero usted tiene que encender el fósforo.

Los hinchas se entusiasman el día del juego; los jugadores se entusiasman todos los días de la temporada; los campeones se entusiasman todos los días de su existencia.

¿Y usted, ya se entusiasmó?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .