Mejor que otro encuentre El Dorado

O para el efecto práctico del argumento, cualquier otro festival de la creatividad local o internacional que promueva las grandes ideas y premie las mejores piezas creativas, a propósito de la próxima edición del premio de la creatividad El Dorado que se ha de entregar en Bogotá.

¿Por qué no encontrar mi marca el premio? Porque por muy codiciado o meritorio que sea el reconocimiento de excelencia creativa, a los clientes el premio le vale madres. ¿Pero cómo va a ser? ¡Sí, en serio! Y la razón es sencilla: el cliente lo que valora es la estrategia tal cual la franqueza, y como ninguna de las dos asoma por el criterio evaluador del jurado, pues ni modos.

Bueno, pero y qué se le va hacer si ya su marca hace parte de las grande del país que, ‘podrán conectar con un selecto público marcador de tendencia, celebrar el reconocimientos a las ideas, profesionales y empresas que demuestran con su trabajo cotidiano que Colombia se sitúa como referente en el panorama internacional’. Quizás el año entrante, elija usted más bien ganar el favor de sus clientes, en vez de alguna ‘estatuilla’ que comerá polvo hasta el fin de su carrera profesional en alguna repisa de las que carga su jefe en la oficina, y razón por lo cual dejo a consideración las siguientes nociones terrenales, recabadas de la mismísima investigación de mercado:

El consumidor quiere más veracidad que contenido de marca— ¿Recuerda usted el ‘reason why’? Pues eso es exactamente lo que el consumidor busca, razones para creer de nuevo en lo que se le dice. No existe magnitud ni frecuencia alguna de interacción social que sustituya la veracidad. Es más, puede decir menos, siempre y cuando diga algo veraz como útil cuando lo haga.

La interacción social no tiene valor agregado— Un plan de posicionamiento de marca para sensibilizar a las personas sobre su posicionamiento de marca no es una estrategia válida, así digan lo contrario el sinnúmero de profetas del ‘social media’. El quid del asunto, es zafarse de la lógica circular que da esencia al argumento de las redes social, tal cual desligar los logros de sus campañas de aquel sartal de métricas inventadas por los motores de búsqueda.

Aun cuando objetable el dictamen, muy poco del criterio evaluador de un festival de la creatividad, independiente de cuál sea su nombre, es riguroso en términos de la estrategia operativa del negocio, ni desde la óptica de relevancia de los directivos de mayor jerarquía en la empresa.

Cierto es que a muchos nos gusta la publicidad, la creatividad, el entretenimiento tal cual una buena parranda, pero el asunto es que en marketing nos pagan por vender y no por ganar premios. Prudente más bien para el año entrante que, los creativos de las agencias de publicidad programen sus vacaciones para que coincidan con las fechas del próximo festival de la creatividad, mucho mejor, si es aquel que se celebra por los lados de la Riviera francesa.

Y yo que usted, en vez de andar soñando con El Dorado, concentraría mis esfuerzos en las estrategias como en aquella objetividad que realmente cautiva a las dos únicas audiencias que realmente valen la pena: su jefe y sus clientes.

¡Y el ganador del Grand Prix es …!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .