Todos carismáticos personajes

Los integrantes de la gallada M&M’s. Aun cuando, no eran tantos en su debut televisivo por allá en 1954, lo cierto es que actualmente la señorita Brown, Rojo, Amarillo, Verde, Azul y Naranja, son tan carismáticos como divertidos, y a propósito del comercial Hostage que protagonizan dos de los mencionados personajes.

El susodicho comercial no es la más reciente producción de Mars pero, igual hace poco volví a verlo por cable. Lo considero divertido tal cual que sabe predisponer la sorpresa ingeniosamente. Es más, se me da como publicidad elocuente aunque no por su utilidad para entretener.

La razón que se me antoja es la claridad de su contenido— aunque resulte pues que los M&M’s no harán de usted una persona más avispada, alegre o atractiva para el sexo opuesto (contrario a la promesa popular de los desodorantes Axe, en el caso de los varones). O como quien dice, el spot de M&M’s agrede casi todas las normas aceptadas por los de mercadeo en cuanto a cómo se debe manipular los anhelos más recónditos del consumidor, eligiendo a cambio omitir cualquier afirmación asociativa con la marca. Su conjetura creativa entonces es que la gente puede enloquecer por los M&M’s, una declaratoria que no requiere de ninguna suposición para alcanzarla ya que de hecho es una afirmación (inclusive aunque el malandro reitere que ha de comerse un rehén sino cumplen con sus demandas).

En fin, sabe uno que los de mercadeo pecamos en exceso al dejarnos absorber por el ingenio y la pasión por las soluciones refinadas e intricadas (v.g. Art classes for kids, campaña impresa de LOWE/SSP3 para Colsubsidio que, entre otros me da pie para compartir mis apreciaciones sobre inmediatez de propósito y utilidad de la oferta, pero eso ha de ser en una próxima entrada).

Quién sabe, tal vez el quid solo es consecuencia de las múltiples razones disponibles para complicar la comunicación. Aun cuando no todas conllevan una propuesta de venta tan directa como lo es por ejemplo, vender M&M’s.

Lo cierto es que la publicidad se desarrolló en un entorno en el cual la gente ansiaba información y no buscaba ser entretenida, ni que se aprovecharan de sus más vehementes deseos que, es quizás el motivo por el cual ya nadie confía en ella.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .