Tratamiento y multirresistencia

¿Cuál es la interrelación entre el diagnóstico de la tuberculosis, la prescripción de antibióticos, y la formula con la que se tría lo personal y las marcas? Sencillo: que los implicados podrían mejorar considerablemente la relevancia con la que asumen su función.

Aun cuando, la relación entre Simón Bolívar y la tuberculosis se derrumbó cuando el extinto mandatario de los venezolanos, Hugo Rafael Chávez Frías, ordenara exhumar los restos del Libertador con el fin de determinar la verdadera causa de su muerte, la verdad es que el bacilo de Koch sigue vivo y propagándose, como fuera la causa que llevara al sepulcro al Libertador, e independiente de las teorías de conspiración que la corta mente del revolucionario Chávez pueda idear.

De hecho, y según el Reporte Global de Tuberculosis de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hubo 8,7 millones de nuevos casos y 1,4 millones de personas murieron pos su causa en el 2011.

Como quien dice, aquí el requerimiento es la generación de procesos educativos continuos tanto para los responsables como para la comunidad, tal cual consolidar cuanto antes las alianzas entre la academia y las instituciones de forma tal que permita armonizar la práctica, y las teorías como para formar escuelas de investigación y generar cambios significativos en la prestación de servicios.

En cuanto al segundo elemento de contexto, nuestro porvenir sin antibióticos sería incierto y apocalíptico. Un panorama que a la postre podría arrebatar de las manos de los médicos, uno de los instrumentos más importantes de la medicina.

Y, es que los antibióticos son utilizados más de lo que se piensa y por lo que sin ellos, la humanidad sería mucho más vulnerable.

Como consecuencia de los antibióticos, es que se  pueden tratar enfermedades como la tuberculosis, ya que éstos tienen un papel muy amplio en la salud y aun cuando por estos días, el tema de la resistencia bacteriana en algunas partes del mundo pareciera como un tsunami en cámara lenta que, durante años se sabe que viene y de todas formas termina arrasandonos.

Hay muchas diferencias sobre el uso de antibióticos en todas partes del mundo, pero en Colombia la mala utilización y el abuso son las principales causas de resistencia bacteriana. Eso incluye la automedicación, su uso innecesario, la equivocada prescripción cuando el médico yerra la indicación, o cuando la gente los utiliza erróneamente en dosis como en horario.

En la medida que surjan nuevos medicamentos, la resistencia no será problema. El asunto en este caso, es que al parecer una vez más la industria farmacéutica brilla por su ausencia, pues no se descubre un nuevo antibiótico desde los años 80.

En fin, estamos librando una batalla que probablemente perdamos y por el cual no está demás seguir unas cuantas recomendaciones: no se auto-medique, no los utilice en gripes o resfriados (estos son causados por virus y no bacterias), siga las indicaciones de un médico (responsable) y sobre todo, no se las tire de médico si usted no lo es.

Por último, el tercer elemento de contexto y el que considero como el catalizador de todo el conjunto. Dedicamos tiempo, dinero y esfuerzo a priorizar lo importante con el fin de obtener nuestra retribución y, aunque ocasionalmente, desenfoquemos nuestra atención para atender uno que otro rubro urgente (eternamente presentes).

Entonces, según lo percibo, lo propio sería concentrarse en tres rubros distintivos con los cuales discernir lo verdaderamente relevante, y meritorio de enfocar o enriquecer, de aquellos que son meramente urgentes:

  • lo importante
  • lo que actualmente no tiene un desempeño sobresaliente
  • lo que puede hacerse mucho mejor de lo que en la actualidad se hace, si se  invierte la dosis indicada de tiempo, dinero y esfuerzo.

Los médicos, los burócratas y los de marketing deben descartar lo irrelevante y todo aquello en lo que nunca se podrá ser bueno o en lo que ya se es competitivo, para así centrarse en las verdaderas oportunidades de mejora, tanto para la práctica médica como para una renovada participación de mercado.

Trastabillen y será la propagación de la tuberculosis, el apocalipsis bacteriano, y el bofetón de la competencia.

¡Miren a ver!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .