Tremendo tropezón las cláusulas de cumplimiento

La ley tiene por objeto impedir que los fuertes impongan su voluntad tal cual proteger al consumidor contra conductas restrictivas o abusivas.

Pero, si usted como proveedor es de los que birlan los derechos de sus clientes porque supone que éstos no tienen alternativa, o porque su contrato de servicio incluye una cláusula de permanencia, o porque sencillamente les abandona a su suerte, de una cosa puede usted estar seguro: le será difícil cautivarlos cada vez más.

En ese orden de ideas, es la semblanza de los operadores de telefonía móvil, o de la televisión por cable, o de las compañías de seguros, o demás.

Aun cuando, considere usted que sus clientes están tan amarrados que ya ni es necesario engatusarlos, tenga presente que éstos se valen de amigos, colegas o de las redes sociales para referir.

Los tiempos cambian tal cual avanzan las generaciones. Aconsejable entonces, descartar cualquier cláusula de permanencia, si pretende su marca permanecer vigente por largo tiempo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .