Reconocimiento social

Las insignias sociales no son signo de mérito. Sin embargo, muchas marcas manipulan las redes sociales como si estuvieran comprobando casillas de elección, contrario a adquirir un compromiso como debería ser. Aun por estos días, persiste la ‘gomosa’ y por demás ‘babosa’ preferencia por acumular cuantos amigos, fanáticos, seguidores y ‘me gusta’ como sea posible.

El reconocimiento social no significa reconocimiento a la calidad; amigo, seguidor o fanático, no significa necesariamente ser consumidor. Con facilidad caen las marcas en el error de entusiasmarse en la medida que su estrategia social genera unos cuantos cientos de miles nuevos ‘me gusta’, pero ¿cuál es su verdadero significado? Mucha de la mentalidad estratégica para medios sociales que se ve, valora las relaciones cuantitativas sobre las cualitativas.

Entonces, ¿cómo abordar un esquema cualitativo de mayor influencia? No existen atajos, sencillamente se es uno mismo, se es interesante, agradable y consistente.

Deja un comentario